EL SECRETO LAUTARO: JOSE DE SAN MARTIN Y LA HERMANDAD

Por el Q:.H:. Juan Orrego
R:.L:.S:. Fenix No. 137
Gran Logia Constitucional del PERU
José Francisco de San Martín y Matorras, el militar criollo oriundo de Virrreynato de La Plata, estando en España combate contra los franceses en diversas campañas con el ejército aliado de España, Portugal e Inglaterra. Bajos las ordenes del General Bereford en la Batalla de Albuera conocerá al Lord Macduff, noble escoses, que lo introduce a las logias secretas que complotaban por la independencia de Indoamerica.
También es necesario señalar que la Ciudad española de Cádiz, era el principal centro las actividades de las logias masónicas y ellas eran un polo de atracción para los jóvenes militares que veían en Francia al enemigo principal de la entonces débil España. Allí es donde toma preeminencia la influencia de los masones británicos, aliados necesarios para la lucha contra los “afrancesados” y contra el absolutismo Borbón.
Las referencia histórica señala que corria anho de 1808, siendo Venerable Maestro Francisco María Solano, Marques de Socorro, Capitán de Andalucía y Gobernador Civil y Militar de Cádiz, es iniciado José de San Martin, en la logia masónica INTEGRIDAD No. 07 de Cádiz, esta logia tenia Carta Constitutiva o Patente otorgada por la Gran Logia de los Antiguos y figura con el No. 07 en el llamado Gran Oriente Regional de Sevilla.
Anótese que existían en ese momento en Inglaterra de comienzos del siglo XIX dos Grandes Logias en Conflictos y que luego de luchas consolidaron su unión fraternal en 1813. La Primera Gran Logia se constituyó en 24 de junio de 1717, cuando cuatro logias de Londres se reunieron en la taberna Goose and Gridiron y formaron la que denominaron Gran Logia de Londres y Westminster. En 1723 se publicaron las Constituciones de Anderson conteniendo sus reglas de organización y principios.
En 1751 un grupo de francmasones formó una Gran Logia rival. La Gran Logia de Masones Libres y Aceptados de Inglaterra, argumentando que la Gran Logia creada en Londres había introducido innovaciones y se había apartado de los antiguos linderos de la Masonería, mientras que ellos trabajaban de acuerdo con las antiguas reglas dadas por el Príncipe Eduardo en York en el año 926 d. C. Por este motivo terminará siendo informalmente denominada como la Gran Logia de los Antiguos, en contraposición a la Primera Gran Logia que, paradójicamente, será conocida como la de los Modernos. Y esta Gran Logia la de los ANTIGUOS sera quien impulsaría la formación y funcionamiento de la hermandad Lautaro.
Posteriormente se afiliara a la Logia Caballeros Racionales No. 03, en Cádiz, donde recibe el Sublima Grado de M:.M:., esta logia fue creada por el ilustre peruano Pablo de Olavide, el primero de concebir la ideas de la emancipación americana. Esta logia fue creada según fuentes en la ciudad de Madrid y ante el avance de los franceses pasa a Sevilla y luego Cádiz, donde conto con 63 miembros, que se distinguieron por sus talentos y por su centrado patriotismo y claro sus interés por la independencia.
La logia Caballeros Racionales conto con similares en Madrid, Sevilla, Cádiz, Bogotá, Caracas. Filadelfia, México, Buenos Aires, Uruguay, Londres, etc….
Tres argentinos presidieron la logia Caballeros Racionales No. 03 de Cádiz, José Moldes, Carlos María de Alvear y el Sacerdote Ramón Anchoris.
Este es el origen de la adhesión de San Martín a los Caballeros Racionales, logia de Cádiz, y luego la subordinación a la Gran Reunión Americana de Londres. Esta última auspició y promovió el viaje del núcleo de militares que llegó en la fragata “George Canning” a Buenos Aires. Entre ellos se encontraban los masones San Martín, Carlos Alvear, José Matías Zapiola, Francisco de Vera, Francisco Chilavert, Antonio Arellano y el Baron de Holmberg.
En Londres, San Martin, obtuvo ayuda de uno de los jefes del ejercito ingles, Sir Charles Stuart, quien consiguió un pasaporte y cartas de recomendación para Lord Mac Duff, mas tarde Conde de Fife y quien había pertenecido a la Logia creada en Londres por el insigne precursor masónico Francisco de Miranda.
Ya en Buenos Aires, puesto en contacto con el V:.M:. Julián Álvarez de la Logia Independencia, la primera actividad masónica de San Martin fue formar un triangulo conjuntamente con Alvear y Zapiola y ya para Junio de 1812 el triangulo había afiliado a casi la totalidad de miembros de la Fragata y que según las ultimas investigaciones el nombre asignado para este Triangulo y posterior taller masonico fue "Caballeros Racionales" No. 08 y no Lautaro, denominación que recibieran recién 1815, con motivo de la reorganización que inspira San Martin.
San Martin y Alvear fueron por mucho tiempo los árbitros de la Logia y esta de los destino de la nación. De los 55 miembros del Taller masónico, 3 pertenecían al poder ejecutivo, 28 de sus miembros eran representantes en la Asamblea Constituyente. Su objetivo declaradp era trabajar por un sistema y un plan para consolidar la independencia de America y claro esta su felciidad y prosperidad, obrando con honor y procediendo con justicia.
Los hechos a partir del 8 de octubre de 1812 entonces, no tuvo otro objeto que asegurar el gobierno a la influencia del grupo masón, el que a partir de la Logia Lautaro dominó por períodos intermitentes las riendas del Estado o Gobierno de la naciente república de Argentina. De todas maneras, el único líder que se mantuvo fiel al objetivo inicial fue San Martín. El mismo nombre de Lautaro implicaba, en código masón, el destino final: la expedición libertadora a Chile. (Lautaro es el héroe nativo del poema “La Araucana” donde Alonso de Ercilla y Zuñiga relata la conquista de los territorios chilenos en el siglo XVI).
Este era el paso inicial para atacar Lima, corazón del poder realista, plan que San Martín traía desde Londres.
Sin embargo, después del 8 de octubre éste se desilusiona ante la inexplicable demora de la declaración de la Independencia por parte del gobierno de la logia. Con la caída de Alvear y la asunción después de otro masón, Juan Martín de Pueyrredón – que paradójicamente fuera desplazado en la revolución el 8 de octubre del gobierno – quien, dándose a conocer como tal, lo apoya en forma incondicional, el Libertador recupera el terreno perdido.
San Martin le dio un valor que seria la clave del éxito futuro en la campana del Sur a las logias, que las estableció en todas partes adonde se dirigía. Todas ellas denominadas Lautaro y manteniendo entre si activa coordinación y cooperación, mientras preparaba las fuerzas que irían hacia el Perú, para destruir el foco mas poderoso de la resistencia colonial y donde también habrían de fundar LA LAUTARO de Lima. Pero su actividad en la fundación de sociedades secretas no quedo hay, también fundo la logia del Ejercito del Norte, donde Gnrl. Belgrano fue iniciado y que a su vez creo la Logia Argentina de Tucumán.
Sin embargo, su desobediencia a las órdenes de la logia de Buenos Aires en 1819 – que le urgía a volver con su ejército para defender al gobierno – lo sumió en la situación embarazosa que debió soportar hasta concluir su campaña en el Perú y que determinó su renunciamiento en Guayaquil.
Solo su manejo de las logias chilenas – con el apoyo de Bernardo O´Higgins – lo preservó de contratiempos mayores.
Fuente:

  1. ¡Oh! Masones Admirables del R:.H:. Claudio Torres Chávez, Lima-Perú 2007
  2. El Historiador, Biografía de José de San Martin por Felipe Pigma, Cronología
  3. El Secreto Lautaro por Ricardo E. Brizuela
Anuncios
Esta entrada fue publicada en masoneria. Guarda el enlace permanente.